Baserri

Los baserri son parte fundamental de la historia de Euskal Herria. Un ejemplo lo encontramos en Zarautz, pueblo marinero de Gipuzkoa donde la tierra se anexionó al mar… el Kantauri que la riega.

El caserío moderno solo tiene 500 años, pero su origen se remonta a finales del Siglo II. La estructura del baserri es perfecta, única (otros pueblos vecinos no lo han logrado) y singular ya que se aglutina en una sola construcción la vivienda, lagar, cuadra, granero y pajar.

1.400 años llevó el invento. Alberto Santana, profesor e historiador, ha escrito varios libros sobre el baserri, de los que ha dicho “es un kit perfecto, es la invención vasca”,  es la tecnología de armar en roble de los maestros suabos del sur de Alemania: “de ahí vienen nuestros caserios -explica Alberto Santana en una entrevista en el Diario Vasco del 18 de mayo de 2014- Grandes puzzles de ensamblaje de madera. Una tecnología que los vascos usamos de manera magistral para construir el esqueleto del caserío como una jaula autoportante. Si prescidieramos de los muros, el edificio se mantendría perfectamente en pie”.

Quienes construyeron estos baserri fueron los jefes de obra vascos que trabajaron y aprendieron con los grandes arquitectos alemanes y franceses que levantaron las catedrales góticas de Castilla y Andalucia (asegura el artículo de DV). El caserío tal y como lo conocemos hoy  “solo tiene 500 años”. Con anterioridad hubo casas de labradores, pero Santana sostiene que “si los viésemos hoy,  no los denominaríamos caseríos”.

Foto en Zarautz  (Gipuzkoa).