Juan María Apellániz, arqueólogo polifacético, cumple hoy 87 años

Juan María Apellániz nació en Bilbao el 12 de enero de 1932. Cumple hoy 87 años. El profesor Apellániz es considerado un pilar de la evolución de la Arqueología en el País Vasco. Desde su cátedra de Prehistoria de la Universidad de Deusto ha formado a varias generaciones de jóvenes, que incentivó también desde el Museo Vasco de Bilbao.

Avalan también su trayectoria profesional sus excavaciones de dólmenes y túmulos en el País Vasco y yacimientos prehistóricos en cuevas: San Pedro de Galdames, Atapuerca, castros de Alava y en Jordania Tell Medeyneh.

Entre sus muchos trabajos e investigaciones, recordamos las monografías arqueológicas tituladas “Cuadernos de Arqueología de Deusto”. De 1970 data su publicación de “La caverna de Santimamiñe”. En colaboración con el doctor J. Altuna, un trabajo extenso dedicado al arte rupestre de la cueva de Altxerri en Orio, con el que ambos ganaron la 5ª edición del Premio Basauri de Estudios Vascos del Ateneo de Bilbao.

No olvidemos sus interesantes colaboraciones en las revistas “Estudios de arqueología alavesa” y “Munibe” de la Sociedad de Ciencias Naturales Aranzadi.

Homenaje a su trayectoria

En 2003 recibió un homenaje a su trayectoria en la inauguración de las jornadas “30 años de arqueología, 1972-2002”, organizadas por el departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia.

Por último, recordar su libro “La abstracción en el arte figurativo del Paleolítico” (2001), estudio en el que compara las pinturas paleolíticas con las manifestaciones de vanguardia del siglo XX. Considera Apellániz que los rasgos de la abstracción en el Paleolítico son la deformación de los contornos, la esquematización de las formas, la desproporción, la inclusión del espacio en la perspectiva y la subjetivación del color.

Una anécdota cariñosa de nuestro ilustre arqueólogo sirva de homenaje, desde este blog, al gran maestro en su 87 cumpleaños:  Hace años, Juan María Apellániz sorprendía a sus alumnos con esta pregunta ¿Qué tienen en común un ordenador y un útil de piedra? y la respuesta fue “los dos son herramientas, fruto del ingenio humano”. No puede ser más cierto y mas sencillo. Cada tiempo, cada universo, cada luna… todo nos lleva a la evolución del hombre, a su desarrollo tanto físico como mental, o por qué no, sentimental. Necesitamos gente como el profesor Apellániz para que nos recuerden a los humanos que somos lo que somos desde hace ya muchos miles de años: humanos.

La imagen retrospectiva del encabezamiento corresponde al 22 de mayo de 2001, Juan María Apellániz, en la Universidad de Deusto. Foto: Fernando Domingo-Aldama, en El País edición País Vasco.