Joana Vasconcelos dice adiós al Guggenheim

La escultora portuguesa Joana Vasconcelos (aunque nacida en París, en 1971) cierra sus casi cinco meses de exposición en el Museo Guggenheim de Bilbao con un éxito arrollador (29 de junio a 11 de noviembre 2018). Ha sido su primera exposición  antológica en España con “Soy tu espejo”. Vasconcelos ha querido que el espectador participe en la interpretación de sus obras, que se mire en ese espejo, que puede ser el suyo propio. Los materiales utilizados por la artista, propios de la vida cotidiana: tejidos, azulejos, ollas, cuberterías… contienen una carga narrativa y emocional que lanzan hacia un visitante, no muy acostumbrado a observar el arte desde una perceptiva tan cercana.

Sus esculturas, majestuosas, con una exuberancia y cromatismo increíbles, dotan a la realidad de un marco de ilusión a gran escala.

La intimidad, los temas sociopolíticos universales, la emigración, la explotación de la mujer… temas globalizados bajo un marco de color, movimiento, luz y sonido.

Joana Vasconcelos, en definitiva, ha fusionado arquitectura y escultura y se ha apropiado, ha hecho suyo el Museo Guggenheim expandiendo sus tentáculos de ganchillo por todas sus curvas y espacios a través de largas ramificaciones.