Bebés de silicona

Los nuevos capítulos de la sería “Cuéntame”  se están grabando con bebés de vinilo que  la productora ha encargado y alquilado a Merche,  una barakaldesa afincada en Madrid. Lleva años esculpiendo bebes de silicona (también de vinilo). Primero los moldea y busca la forma con plastilinas y después los trabaja con silicona: “la misma que se utiliza para la cirujia de pechos” nos dice. Se ha abierto un interesante mercado de la arquitectura del bebé, que cada año tiene más adeptos, principalmente entre los coleccionistas.

IMG_9521.jpg
Merche (www.quierounbebereborn.com) con sus bebés de silicona.

A “Euskal Reborn”, feria que se celebra en Bilbao, llegan cada año más artesanas de los bebés de silicona y vinilo. Parecen bebés de verdad, con sus formas en pleno movimiento que les da la silicona y sus ojos de cristal. El precio es muy diverso, en el caso de esta baracaldesa, la pareja de gemelos de silicona, chico y chica,  cuestan 1.400 euros y 1.300 euros,  respectivamente y nos dice que más de la mitad de ese precio se lo lleva la silicona.

Verles y tocarles es increible: ¡parecen de verdad! Incluso pregunto a una joven que lleva en sus brazos uno de estos bebés con una mantita ¿es de verdad? y me echa una sonrisa un tanto pícara.

IMG_9526.jpg
Parecen auténticos bebés durmiendo.

En la feria vemos todo tipo de tamaños, aunque los más habituales se suelen acercar al peso real de un bebé al nacer, de 2 kilos a 3,900 kilos.

Nos dice Merche que el mercado de bebes de silicona y vinilo es muy variado: “Desde coleccionistas, a mujeres que les gusta los bebés o de regalo de comuniones y cumpleaños, principalmente para niñas”.

La realidad es que están de moda, que hay un mercado importante tanto a nivel nacional como extranjero, a pesar de que algunos digan a nuestro lado que: “Dan un poco de miedo”.