Eulalia Abaitua, 167 años de la primera fotógrafa vasca

Tal día como hoy, un 25 de enero de 1853 nacía en Bilbao Eulalia de Abaitua y Allende-Salazar, quien fuera la primera fotógrafa vasca. En el Museo Vasco de Bilbao, situado en la plaza Unamuno (Casco Viejo) se pueden ver sus fotografías, que destacan por su calidad técnica. En ellas Eulalia Abaitua recoge costumbres, fiestas y tradiciones de su época. Así, la fotógrafa rompe con la práctica habitual de otros fotógrafos que se centraban más en monumentos y retratos de estudio.

En esta fotografía de portada vemos a un grupo de mujeres, a las que retrataba haciendo sus faenas u otros momentos de su día a día, dotándolas así del protagonismo merecido, aunque poco reluciente en aquella época, segunda mitad del siglo XIX y primera del XX. Concretamente, esta fotografía formó parte de una exposición celebrada en el Museo Vasco de Bilbao en 2012 y que llevaba por título “100 años en femenino. Una historia de las mujeres en España”.

museo 1

Gran parte de su trabajo fue de carácter amateur por ser mujer y en su época, y  suma más de 2.500 imágenes. Esta fotografía formó parte de la exposición “Begoña, un pueblo de cuerpo entero”, también celebrada en el Museo Vasco de Bilbao.

Inicios en la fotografía

En 1871 se trasladó con su familia a vivir a Liverpool en Inglaterra, coincidiendo con la Tercera Guerra Carlista y allí se casó con un ingeniero civil, Juan Narciso con quien tuvo cuatro hijos. Durante su estancia en Inglaterra, Eulalia de Abaitua descubrió la fotografía, los materiales y su técnica.

A su regreso a España en 1876 se estableció en el Palacio del Pino, ubicado junto al Santuario de la Virgen de Begoña, en Bilbao. En el sótano de esta mansión, instaló su laboratorio fotográfico y empezó a retratar el universo a su alrededor. Su material preferido fueron las placas estereoscópicas de vidrio, tanto positivas como negativas, en formato 4,5 cm x 10,7 cm, y emulsión de gelatino-bromuro.

museo 2

Eulalia de Abaitua fue fotógrafa de la sencillez, la naturalidad y la espontaneidad y trabajó casi siempre en exteriores y con luz natural. En esta nueva fotografía vemos a un grupo de sardineras en el mercado de la Ribera en 1895. Inmortalizó con su cámara múltiples imágenes donde las mujeres eran las protagonistas: vendedoras de sardinas, lavanderas en las orillas de la ría de Bilbao, lecheras, mujeres acarreando el agua o cultivando la tierra. También capturó las celebraciones sociales, los rincones marineros y urbanos, las personas de todas las edades, los rostros, los trabajos y los gestos, aportando una visión etnográfica de su tierra en su época. También fotografió sus viajes por Marruecos, Venecia, Lourdes, Málaga, Madrid, Creta, etc.

Eulalia_de_Abaitua_y_Allende-Salazar
Eulalia Abaitua, foto de Wikipedia.

Los fondos documentales del archivo fotográfico de Eulalia Abaitua se encuentran en el Museo Vasco de Bilbao, que custodia más de 2.500 imágenes tomadas por la fotógrafa.  Una muestra de este trabajo se expone para dar a conocer la vida y obra de esta mujer proporcionándole su merecido reconocimiento público, por la belleza de las instantáneas y por ser un testimonio de indudable valor histórico sobre su época.

Las fotografías de este artículo pertenecen al Museo Vasco de Bilbao al igual que este interesante enlace que servirá para conocer a Eulalia Abaitua, primera fotógrafa vasca de la que se tenga constancia en el País Vasco:  https://www.euskal-museoa.eus/es/erakusketak/xehetasunak/34/eulalia-abaitua-la-fotografa