Fuensanta Ruiz Urien: “Entre pinceles mi mente descansa”

Fuensanta Ruiz Urien (Bilbao 1966) comenzó siendo periodista (periódico Bilbao) pero los avatares de la vida la llevaron a Baiona (Iparralde) y allí formó su familia y su nuevo reto artístico: la pintura. Y como bien dice el refrán: de casta le viene al galgo; su madre María Teresa Urien Burzako (Ortuella 1931) fallecida este pasado 13 de enero, mostró a su hija su gran colorismo y su dominio del paisaje vasco. Fuensanta sigue estos pasos desde hace más de 15 años, si bien nos habla de su actual lucha entre el realismo con el que comienzan sus óleos y el acabado en una abstracción que la deja satisfecha. Desde este mes de enero y hasta el 29 de marzo su obra recorrerá cinco centros municipales de Bilbao (hasta el 30 en Abando), dentro de la muestra ExpoDistrito 2019.

Image-136.png
Fuensanta Ruiz Urien en el Centro Municipal de Abando (Elcano 20 Bilbao).

Caminas entre Bilbao y Baiona con tus óleos, y por fin en la Villa

Sí, estoy muy ilusionada, llevaba dos años esperando a mostrar mi obra en ExpoDistrito. Y lo que son las cosas, me ha coincidido con el fallecimiento de ama, maravillosa pintora que tanto ha influido en mi.

¿Cuál es tu referencia artística como pintora?

Me identifico con Joaquín Sorolla, me gusta su color; y también Vasili Kandinski por su abstracción en la pintura. Estudié en la Escuela Superior de Arte del Pays Basque (Baiona) y descubrí la belleza de la pintura al óleo. Y también descubrí que entre pinceles mi mente descansa y que solo tengo que dejar que mi interior se proyecte sobre una tela. Es para mi un reto lleno de incertidumbre.

Muchas de tus obras corresponden a lugares del entorno vasco e Iparralde

Cierto, me gusta el paisajismo, es una forma de inmortalizar la imagen, que queda atrapada en el tiempo a través de los pigmentos de color.

¿Cómo eliges el paisaje, el momento?

Me guío por las sensaciones. Primero yo las siento y luego quiero que también las experimenten los demás.

thumbnail_Image-135.png
La mar, los azules, una constante en la obra de Fuensanta Ruiz Urien.

Vemos cómo evoluciona tu obra

Cierto, el realismo con el que pintaba en un principio está evolucionando hacia un impresionismo. Empiezo el óleo siendo fiel a la imagen fotográfica (pinto sobre foto), pero después me dejo llevar por la abstracción, porque siento que me satisface. Además, estoy notando que le gusta así más mi obra a los jóvenes. Y eso es muy importante, que la juventud se acerque al arte. Tengo claro que no pinto para vender, sino para abrir sentimientos y que la gente entienda lo que ve.

Y, entre el verde y la mar… paisaje urbano

La naturaliza me hace feliz, está llena de momentos positivos, pero también las urbes son atractivas y cualquier momento está abierto al desafío.

Image-137.png
Cóte Basque, amor de madre.
thumbnail_Image-141.png
“Las tres ellas”, un óleo con sentimiento.

Tu obra “Las tres ellas” llevan aparejado mucho sentimiento

La pinté en 2016 para una exposición colectiva (Deusto-Bilbao) en conmemoración al 8M. La Araña nos muestra la Maternidad, la Mujer nos lleva a la visión de mujer luchadora, emprendedora, que avanza, y la Pata de la Araña, una bailarina, representa la sensibilidad. Estoy muy orgullosa de esta obra.

 

 

 

Image-144.png
Arrantzales en su “Diálogo de pesca”.

¿Cuál es tu proyecto más inmediato?

En esta muestra de Expodistrito 2019 tengo un óleo de lo que serán una serie de pinturas que llenarán mi próximo proyecto: dejar los horizontes vacíos para llenarlos, como quiera el que los mira, lo dejo a su libre interpretación.

Tres meses de exposición en Bilbao

Hasta el próximo día 30 estaré en el Centro Municipal de Abando (Elcano,20), del 1 al 14 de febrero en el de Begoña, del 18 al 28 de febrero en San Inazio, del 4 al 14 de marzo en Otxarkoaga y finalmente del 18 al 29 de marzo en el centro municipal de San Frantzisko.

thumbnail_file-154
Jon Ruigómez, director del Museo Marítimo de Bilbao, junto a María Teresa Urien Burzako, pintora y madre de Fuensanta Ruiz Urien.

Tu madre, también pintora de paisajes y muy colorista, influyó en ti

Mucho, era una gran pintora. El año pasado donó al Museo Marítimo de Bilbao una de sus obras, el puente del Ayuntamiento de Bilbao elevado.

Qué me dices de la figura de la mujer pintora

En este mundo, como en otros, parece existir de forma muy tenue. En el caso de la pintura es muy exagerado, parece que en el mundo solo hubo y hay pintores hombres, al menos en museos. Tenemos las mujeres un importante trabajo por delante para hacer que también se nos visualice a nosotras.